Está aquí: Inicio Salud auditiva Pérdida auditiva

Pérdida auditiva

El sonido forma parte de nuestra vida cotidiana. Una reducción en la habilidad de oír se denomina pérdida auditiva o pérdida de audición.

Nuestra audición percibe los sonidos que nos rodean durante las 24 horas del día. Por eso, la audición es un sentido que siempre está en funcionamiento, aunque en diferentes niveles: no es lo mismo oír sonidos de fondo, como por ejemplo el tráfico, o el sonido de una alarma.

Con todo, la función más importante de nuestra audición es la de oír el habla, esencial para comunicarnos con otras personas. Esta dificultad para poder comunicar con los otros puede provocar aislamiento, cansancio, e incluso, sentimiento de soledad.
La pérdida auditiva no sólo se produce en una edad avanzada, cada vez es más habitual encontrarnos pacientes más jóvenes (e incluso niños). Puede afectar a la persona que la padece, tanto en el colegio como en su vida profesional, en su interacción social en general o en la propia percepción de su calidad de vida. Por eso, es de suma importancia intentar corregir esta pérdida.

Los diferentes niveles de pérdida de audición se conocen como “grados” y dependen de la severidad del daño que causan.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y sus preferencias. Si sigue navegando, entendemos que acepta su uso. Para más información Pinche aquí.

Acepto la política de cookies de este sitio