Está aquí: Inicio Salud auditiva Pérdida auditiva Tipos de pérdida

Tipos de pérdida auditiva

Las pérdidas auditivas, los traumas acústicos y el tinnitus (ruidos o pitidos en el oído) son, hoy en día, un problema muy común en todo el mundo. Los problemas de audición no sólo se deben a la edad, sino que se producen a todas las edades, y cada vez son más comunes entre los jóvenes. Aún así, la pérdida auditiva fisiológica debida a la edad sigue siendo la más común.

Cuando una persona tiene pérdida auditiva quiere decir que su rango de audición es menor que el de una persona con audición normal. Según el grado de pérdida auditiva, es posible que la persona no pueda oír parte de la señal sonora del habla, lo que se denomina técnicamente ‘reducción de la inteligibilidad’. Una pérdida auditiva puede ocurrir bruscamente, o se puede desarrollar gradualmente durante un período de tiempo.

Según el lugar del oído en el que se encuentre la afección, las pérdidas auditivas se dividen en dos tipos principales, además existen otros tipos de hipoacusia:


Pérdida auditiva conductiva

Es resultado de enfermedades o trastornos que limitan la transmisión del sonido a través del oído externo o medio, pero puede ser tratada médica o quirúrgicamente. Normalmente, la utilización de prótesis auditivas (audífonos) implican grandes mejoras.


Pérdida auditiva neurosensorial

Afecta al oído interno o a las vías neurales. En este caso, el sonido se transmite correctamente a través del oído externo y medio y el déficit se produce en el oído interno.

Normalmente, este tipo de pérdida se produce por daños en las células ciliadas o en las terminaciones nerviosas de la cóclea, lo que genera una reducción en la percepción de la intensidad y la calidad del sonido. En este tipo de pérdida auditiva, aunque puede compensarse con una prótesis auditiva, la mejoría es más limitada.


Pérdida auditiva combinada o mixta

Es el caso simultáneo de pérdida auditiva conductiva y neurosensorial, las opciones de tratamiento incluyen tanto soluciones auditivas como intervenciones médicas.


Hipoacusia central

El centro del sentido del oído está situado en el cerebro. En ocasiones, los sonidos enviados por el oído llegan al cerebro pero no son interpretados correctamente. En estos casos se habla de sordera central.


Acúfenos

Se llama así a los ruidos, sonidos y silbidos molestos que oyen las personas que tienen este problema. Normalmente estar asociados a una hipoacusia. Los acúfenos crean graves dificultades de comunicación porque enmascaran las palabras y los sonidos del ambiente.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y sus preferencias. Si sigue navegando, entendemos que acepta su uso. Para más información Pinche aquí.

Acepto la política de cookies de este sitio